Historia de la Ciencia, Mujer y ciencia

Laura Bassi

Laura Bassi, 1ª profesora de física en una Universidad

Cuando yo nací Italia aún no estaba ‘inventada’, así que soy boloñesa, como la salsa.

En mi casa había dinero y tuve acceso a una muy buena educación, de modo que desde pequeña me enseñaron, entre otras muchas cosas, latín, matemáticas, francés, filosofía, lógica e historia natural. 📚 

También me enseñaron a ser modesta y está feo que yo lo diga, pero es que era una niña superdotada. De hecho muchos intelectuales y académicos venían a casa para verme en acción, intercambiando sesudas opiniones y fundados argumentos con expertos en las respectivas materias, y todo ello en varios idiomas.

Ante lo indiscutible de mis capacidades, con solo 20 añitos fui nombrada miembro de la Academia de Ciencias de Bolonia y obtuve una plaza de profesora de física en la universidad, siendo la primera mujer en conseguirlo. 🥇 

En mi época, por ser mujer, para dar charlas en público necesitaba el permiso del Senado, hasta que me casé y entonces era mi esposo el que me tenía que dar permiso.🤦‍♀️ Por suerte me busqué un marido con mis mismas aficiones e inquietudes y juntos hicimos un gran equipo profesional y familiar… fíjate cómo sería que tuvimos doce hijos. Conciliación a tope.

Las teorías de Newton (el inglés de la manzana y la gravedad) eran la novedad del momento y aún no se impartía en la universidad, así que junto con mi marido creamos en casa un laboratorio y una escuela privada de física experimental.  Nuestra escuela se hizo famosa en toda Europa y fue clave en la difusión de la física newtoniana en Italia.

Esta fama y por supuesto mis capacidades, me llevaron al cargo de catedrática de Física experimental y presidenta del Instituto de Ciencia. Ahí queda eso.